Un niño sí que sabe pasar un partido de 18 entradas (2x1). Lloró, brincó, durmió, gritó fueron parte de los gestos del menor que fue captado por las cámaras durante el partido entre los Piratas de Pittsburgh y los Nacionales de Washington.

El bebé estaba en las gradas con sus padres y se comportó como un verdadero fanático.

Y la historia tuvo un final feliz a su favor, el partido fue ganado los Piratas, su equipo favorito, con un jonrón en la entrada número 18 del dominicano Starlin Marte.