Luis Garrido sufrió una escalofriante lesión durante el partido entre Honduras y México, de la Eliminatoria mundialista de la Concacaf.

De manera accidental, el mexicano Javier Aquino cayó sobre la pierna derecha del hondureño. Garrido ya no pudo continuar en la cancha por la gravedad de la lesión.

El futbolista de Tigres corría tras el balón cuando fue derribado por Wilmer Crisanto y se fue encima de Garrido, a quien le quedó la pierna completamente doblada hacia enfrente.

De inmediato, Garrido recibió asistencia médica, tanto de su banca técnica como de la mexicana, y fue trasladado al hospital.