Lionel Messi dio la nota del día en la presentación del Barcelona ante su gente en el Camp Nou. El equipo catalán disputó en casa el trofeo Joan Gamper ante la Roma.

Y es que al minuto 33 del partido, el astro argentino tuvo un altercado con Mapou Yanga-Mbiwa del equipo italiano, todo porque el árbitro del duelo marcó como fuera de lugar un ataque de Messi y éste no se detuvo al instante.

Por ello, Mapou le reclamó y el argentino le respondió tomándolo del cuello, una reacción rara en Messi que se caracteriza por su comportamiento tranquilo dentro de la cancha.

Todo terminó con una tarjeta amarilla para los dos implicados y un triunfo de 3-0 del conjunto catalán.

Aquí las imágenes del altercado: