Stephen Curry anotó 36 puntos y Klay Thompson 21 y fueron más que suficientes para que los Warriors de Golden State se impusieran la noche de este lunes 96-88 a  Oklahoma City Thunder para  avanzar a su segunda Final de forma seguida  frente los Cavs de LeBron James.

De esta forma, los Warriors se llevan el título de la Conferencia Oeste.

Los dos primeros cuartos fueron favorecidos para el Oklahoma que impusieron una ofensiva desde la pintura, pero en la segunda mitad,  Kevin Durant  y Russell Wesbrook fueron limitados a 27 y 19 puntos, respectivamente en todo el partido. Juntos a los demás muchachos del Thunder no resistieron a los acostumbrados bombazos de tres puntos de Curry, quien con sus siete triples impuso una marca al llegar a 32 en toda la serie.

Los Warriors se convierten en décimo equipo en la historia de la NBA que se recupera de una serie 1-3: en los primeros partidos fueron masacrados por el Thunder, pero el los últimos tres encuentros pudieron recobrar la confianza del equipo que hizo historia en la serie regular al implantar un récord de 73 victorias y virar el marcador los últimos cuartos.

Tras fallar sus 7 primeros intentos, el escolta Klay Thompson metió 4 triples para mantener a tiro a Oklahoma City. Mientras que en el tercer cuarto, siguió junto a Curry bombardeando al rival desde fuera del arco.

Los jugadores de Oklahoma City perdían el control del partido de forma evidente ante una defensa de los Warriors que aumentaba su grado de intensidad.

Ya en los últimos segundos, Oklahoma no se daba por vencido y llegaron a descontar la ventaja hasta de 4 puntos, pero Golden State no detuvo el ataque hasta finalizar los últimos segundo.

El primer partido de la Final entre Cavs de Cleveland y Golden State  será este jueves en el Oracle Arena.