El ministro hondureño de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Rigoberto Chang Castillo, pidió hoy al expresidente Rafael Leonardo Callejas, acusado por presuntos vínculos con un escándalo de corrupción en la FIFA, que se ponga a disposición de la Justicia.

"Lo mejor es que (Callejas) se presente voluntariamente" ante la Justicia, subrayó Castillo a los periodistas.

Destacó que su entrega de forma voluntaria "le quita un atenuante y las sanciones penales son menores".

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, anunció el día 4 nuevas acusaciones de corrupción contra Callejas y otros 15 altos cargos y exdirectivos de la FIFA, máximo órgano de dirección del fútbol mundial, a los que responsabiliza de "secuestrar" al deporte para enriquecerse durante 24 años.

Hasta el pasado 1 de agosto, Callejas fue presidente de la Federación de Fútbol de Honduras, donde fue sustituido por Alfredo Hawit, uno de los vicepresidentes de la FIFA que fue detenido el día 4 en Zúrich, Suiza, adonde había viajado para una reunión de esa Federación.

La defensa de Callejas, quien fue presidente del país centroamericano de 1990 a 1994, dijo este miércoles que el exgobernante está "anuente" a someterse a la Justicia de Honduras o Estados Unidos.

El abogado defensor Tito Hernández señaló a periodistas que el camino que tiene el expresidente "es muy estrecho" ya que solo cuenta con dos opciones, "o se somete a la Justicia hondureña o se entrega voluntariamente a la Justicia norteamericana".

El pleno de la Corte Suprema de Justicia de Honduras celebra este miércoles una sesión para nombrar al juez que conocerá la solicitud de extradición de Callejas.

Según versiones extraoficiales que han trascendido en Honduras, la magistrada Edith María López habría sido designada por el Supremo hondureño para conocer la causa de Callejas.