Moise Kean ingresó en el minuto 84 del partido ante Pescara y se convirtió en el primer jugador nacido en el siglo XXI en debutar en la Serie A.