En el 2015, Pedro Martínez se convirtió en el segundo dominicano exaltado al Salón de la Fama, después de Juan Marichal. A partir del 2017, empezará a aumentar las posibilidades de que una leyenda más, el Quisqueya la Bella sea exaltado al Salón.

En diciembre de este año, aparecerá por primera vez en la boleta de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica el dominicano Vladimir Guerrero.

Guerrero tuvo una carrera brillante en las Grandes Ligas con 447 dobles, 449 jonrones, 1496 empujadas, OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .931 y su tremendo brazo en el jardín derecho durante una carrera de 16 temporadas en las Mayores con los Expos, Angelinos, Rangers y Orioles. El oriundo de Nizao fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004 y ganador del Premio Edgar Martínez como mejor designado del Joven Circuito en el 2010. Fue convocado a nueve Juegos de Estrellas y ganó ocho Bates de Plata.

El consenso es que Guerrero tiene lo suficiente para ser elegido al Salón. La interrogante es cuándo podría producirse dicho honor, ya que son muy pocos los que han sido elegidos en su primer año en la boleta.

El dominicano Manny Ramírez aparecerá por vez primera en la boleta en diciembre, pero dos pruebas positivas por dopaje parecen alejarlo de una elección, si se toma en cuenta lo que ha ocurrido con figuras como Barry Bonds, el quisqueyano Sammy Sosa, Mark McGwire y Roger Clemens.
Otro dominicano que aparecerá en ña boleta por vez primera es Julio Lugo.