El trabajo duro e incansable ha sido lo que ha llevado a Wander Mateo a hacer historia en el deporte dominicano, al convertirse en el primer judoca de esta pequeña isla del caribe que logra clasificar a unos Juegos Olímpicos, reto para el cual se siente listo y con la convicción de que dará lo mejor de él.

“Esperen lo mejor de mí, estoy trabajando para tener una participación digna en estos Juegos Olímpicos. A pesar de que será la primera vez, me siento muy bien ya que he venido trabajando constantemente”, dijo Mateo, quien se mantuvo compitiendo en diferentes torneos y campeonatos para lograr los puntos necesarios para clasificar a los Juegos de Río.

El judoca, quien pertenece a la categoría de los 66 kilogramos y que obtuvo medallas de oro en sus compromisos en el Torneo Internacional de Barcelona, en los Juegos Bolivarianos (Perú) y la Copa Panamericana de San José, Costa Rica, habló de sus condiciones y del nivel en que se encuentra su entrenamiento previo a su participación en suelo brasileño.

“Me siento en óptimas condiciones, estamos en la última etapa donde se trabaja la parte táctica y me siento muy bien física y mentalmente”, dijo Mateo, quien reveló que en esta parte de su preparación, trabaja tomando en cuenta cómo aprovechar los movimientos en las diversas situaciones que se presentan en lo que él definió como el “campo de batalla”.

Para llegar a este punto de preparación, Mateo, segundo lugar en el Campeonato Panamericano de Edmonton, tercero en los Abiertos Continentales de Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay) y el quinto lugar en el de Santiago de Chile, ha realizado grandes sacrificios, pero que han dado lugar a grandes alegrías, según sus propias palabras.

“Se pasa mucho. A pesar de las diferentes situaciones que uno como atleta enfrenta, uno se siente bien, teniendo la satisfacción de que lo que haces, lo estás haciendo bien”.
Mateo también se refirió a los rivales que enfrentará y destacó la calidad de todos los que verán acción en las olimpiadas.

“Hay muchos contrincantes, quizás habrá algún favorito, pero la batalla es dura y todos estamos ahí y si estamos ahí es por algo”, concluyó Mateo, quien partirá para Río de Janeiro el próximo 3 de agosto y estará en acción el día 7 en los Juegos Olímpicos.