Los Warriors de Golden State vieron detenida su racha de victorias consecutivas en 24 al caer derrotados la noche del sábado 108-95 ante los Bucks de Milwaukee. En este trayecto, los campeones de la NBA igualaron, superaron y se quedaron cortos tras varias marcas de la liga.

Los liderados por Stephen Curry superaron el récord de mejor inicio en la historia de la NBA, al dejar detrás el 15-0 de los Washington Capitols y los Houston Rockets, al mantenerse invictos en sus primeros 24 partidos.

Con sus 28 triunfos consecutivos, contando a partir del final de la temporada regular pasada, los Warriors se colocaron en el segundo lugar en la historia de la NBA, solo detrás de los Lakers del 1971-72, que ganaron 33 encuentros sin conocer la derrota. Además, alcanzaron 14 victorias consecutivas como visitantes, quedándose cortos ante las 16 que ostentan los Lakers de Wilt Chamberlain cifrada en el 1971. También se quedaron a un paso de ser los primeros que culminan una gira con registro perfecto en siete desafíos.

Dentro de los récords que pueden alcanzar los de Golden State se encuentra la mejor marca en la mitad de la temporada que es de 38-3, registro que comparten los propios Lakers 1971-1972 con los Bulls de Chicago de Michael Jordan 1995-1996.

Otro de los hitos que podrían alcanzar los campeones es el de los 44 duelos ganados en forma seguida como locales que obtuvieron los Bulls de Jordan. Los 40-1 es la mejor marca como local en una temporada regular, perteneciente a los Celtics de Boston de 1985-86, de la mano de Larry Bird.

Como visitante, el mejor registro está bajo el dominio de los mismos Bulls, que tuvieron 38-8 en esa condición; los Warriors acumulan 14-1 en esta situación en lo que va de campaña.

Y por último y no menos importante está la de mejor marca en una temporada completa de la NBA establecida por los Bulls de Jordan, que terminaron su paso con 72 victorias y solo 10 derrotas.