Los Warriors estaban en el pozo del 3-1 y era el momento de echar la vista atrás para ver qué había sucedido en situaciones similares. La estadística era demoledora para Golden State: de 232 series que se habían visto con un 3-1, solo en 9 ocasiones el equipo que iba perdiendo había conseguido remontar hasta el 4-3.

Pero los Warriors siempre vieron posible la remontada y partido a partido lograron lo que en su momento parecía imposible. Tras su victoria por 96 a 88 ante Oklahoma City Thunder en el séptimo partido de las Finales de Conferencia Oeste, Golden State se ha convertido en el décimo equipo de la historia de la NBA que logra la machada de remontar un 3-1. Ahora son 233 las series que se han visto con un 3-1 y que han terminado por ver un vuelco en el resultado, solo un 4,3% de los casos.

Acotando aún más los casos, desde que en 1981 lo hicieran los Celtics, ningún equipo había conseguido remontar un 3-1 en Finales de Conferencia. Aquel conjunto de Boston terminó ganando el título.