Los Warriors de Golden State y el Thunder de Oklahoma saldrán a dejarlo todo esta noche en la búsqueda de un boleto para la final de la NBA, en el séptimo y decisivo juego de la Serie Final de la Conferencia del Oeste.

Los encabezados por Stephen Curry buscarán desesperadamente el pase que les permitiría tener la opción de revalidar la condición de campeones, la cual lograron al conquistar el título la temporada pasada.

Mientras Kevin Durant y Russell Westbrook esperan llegar a esta instancia, para desafiar a LeBron James y los Cavaliers de Cleveland, y con ello sacarse la espinita que les dejó la derrota en la final del año 2012, cuando este último estaba con el Heat de Miami.

Los Warriors, quienes vienen de derrotar al Thunder en condición de visitantes, jugaran en su hogar, el Oracle Arena, donde en la temporada regular tuvieron marca de 39-2 y en lo que va de postemporada tienen registro de 8-1 cuando juegan como locales.

El único punto negativo es que el fallo que han tenido en esta condición fue contra sus rivales de esta noche, ante quienes perdieron el primer encuentro de esta serie.

Los liderados por Kevin Durant, que dejaron escapar una ventaja de dos juegos para eliminar a los Warriors, tras poner la serie 3-1, al caer con derrotas en los partidos cinco y seis de la disputa por el cetro del Oeste, tienen marca de 4-3 como visitantes en los playoffs y en una de ellas en la casa de Curry, siendo esta la única que han logrado en tres desafíos, entre la temporada regular y la postemporada.

Estas estadísticas revelan una leve ventaja de los Warriors sobre el Thunder, ya que juegan como dueños de casa. Pero la realidad es que todo empieza en cero al salir al tabloncillo, que es donde se gana y se pierden los partidos.

Cada uno de los conjuntos tendrá que superar los errores que cometió en otros partidos y fortalecer esas debilidades para poder avanzar a la final deseada

Dependencia de sus estrellas

La suerte de cada conjunto en este duelo dependerá de sus principales hombres, como son Stephen Curry y Klay Thompson por los Warriors y Kevin Durant y Russell Wesbrook por Oklahoma.

En las manos de ellos estará la decisión en los momentos apremiantes donde el equipo necesitará que alguien tome el comando y dé el paso al frente, a sabiendas de que el resultado de esa decisión puede significar tanto la victoria, como la derrota para su equipo.

Este será el último duelo de estos colosos en esta temporada y lo mejor de cada uno estará brillando ante la vista de los amantes del baloncesto esta noche a partir de las 9:00. donde ambos equipos intentarán demostrar que merecen estar en la final de la NBA.