Los Yankees de Nueva York siguen batallando por un puesto en la postemporada, aunque cada vez con menos posibilidades. Sin embargo, las esperanzas en el futuro inmediato de los del Bronx lucen renovadas con las actuaciones de jugadores jóvenes.

Es que los mulos han podido mantenerse en la lucha, a pesar de múltiples situaciones, tanto en su plantel de juego como en la parte administrativa, pero su roster con varias caras jóvenes indica que el equipo tiene talento para ganar pronto.

Restándoles 15 partidos para finalizar la temporada regular, los Yankees se encuentran a ocho juegos del primer lugar de la división Este de la Liga Americana, en poder de los Medias Rojas de Boston, y a cuatro partidos del comodín. Esta distancia se debe a su actual racha de cinco derrotas de manera consecutiva.

Pero no todo es tristeza en los predios del Yankee Stadium, al menos no para la gerencia del equipo, la cual espera resultados en el futuro de varios jugadores jóvenes. Uno de ellos es el receptor dominicano Gary Sánchez, de 23 años, quien ha mostrado un bate a considerar en las mayores, al batear para .327 con 16 cuadrangulares, 11 dobles y 30 remolcadas en apenas 41 partidos.

Otro joven talentoso es su nuevo torpedero Didi Gregorius, líder actual en promedio de bateo del equipo, con .278.

También presenta buenas credenciales el intermedista dominicano Starlin Castro, quien ha mejorado sus números del año pasado. Castro  (.273/21/69) ha colocado buenos registros de poder y se ha mantenido saludable, ya que ha visto acción en 146 partidos en lo que va de temporada. El nativo de Montecristi apenas tiene 26 años, lo cual indica que se puede desarrollar más en su juego.

En el pitcheo, el lanzador Dellin Betances muestra excelentes números por tercer año consecutivo, al mantener una efectividad de 2.83 en 69 partidos que ha visto acción, en los que ha logrado 28 Holds.
Matemáticamente, los Yankees aún tienen oportunidad, pero la gran ganancia de 2016 es una proyección positiva hacia el futuro.