El boliviano aseguró que el brasileño los estaba burlando hace un rato, pero que su codazo no fue intencional.