Como si no fueran suficientes la brillante cadena con el número 52, la ropa llamativa y la música personalizada para sus turnos al bate, Yoenis Céspedes llevó su estilo a otro nivel cuando llegó a los entrenamientos de los Mets con una fuerte música en una motocicleta especial de tres ruedas.

Dicho vehículo fue hecho a la medida para el cubano, con un número 52 gigante en la parte frontal. Los jugadores de los Mets fueron al estacionamiento a verla. David Wright, con café en la mano, no pudo dejar de mirarla. Sobraron las fotos de parte de todos los presentes.

Céspedes anduvo en un vehículo parecido en septiembre.

Cuando el toletero llegó a los entrenamientos de los Mets durante el fin de semana, el coach de pitcheo de Nueva York, Kevin Long, notó que el cubano "tiene cierta presencia, seguro que sí".

Esto lleva dicha presencia a otro nivel.