El cubano Yoenis Cespedes continúa con su show de carros lujosos en los campos de entrenamientos de los Mets de Nueva York. Esta vez llevó un Alfa Romero.

Desde el primer día, el jugador de 30 años ha montado un espectáculo de exhibición en el parqueo de estadio donde practica el conjunto. Incluso, sus propios compañeros han salido a ver su colección.

El primer día mostró un Polaris Slingshot de tres ruedas con el número 52 en grande. Siguieron una camioneta todoterreno, una camioneta Ford F-250  el Lamborghini Aventador, y ahora un Alfa Romero.

En enero, el cubano, quien fue una pieza pricipal para que los Mets avanzaran a la Serie Mundial por primera vez desde el 2006, firmó un contrato de 75 millones por tres años.

¿Qué auto traerá mañana?