Mantenerse enfocado en el juego será la clave del éxito para Yordano Ventura con los Reales en la temporada de este 2016.

Ventura tuvo récord de 13-8 con efectividad de 4.08 y a pesar de la cantidad de triunfos que logró, su temporada de 2015 estuvo llena de altas y bajas, al punto de que fue enviado a las ligas menores, aunque fue subido al equipo grande al día siguiente, debido a la lesión que afectó al zurdo Jason Vargas.

Los problemas que enfrentó Yordano se produjeron en la primera parte de la temporada (antes del Juego de Estrellas), en la cual sus números fueron de 4-6 con 4.73 en porcentaje de carreras limpias. Este resultado estuvo relacionado con sus problemas de enfoque, viéndose involucrado en varias trifulcas.

El nativo de Samaná estuvo involucrado en tres líos en tres partidos consecutivos, convirtiéndose en una presa fácil de provocar y sacar de juego por sus rivales. Su comportamiento inmaduro lo llevó a tener problemas con su compatriota José Bautista y en un momento Albert Pujols se vio obligado a llamarle la atención en medio de un partido.

A pesar de estos episodios de mal gusto, al dominicano le salieron mejor las cosas en la segunda etapa de la temporada, que coincidió con la llegada de Johnny Cueto al equipo.

A partir de este punto se vio a un Ventura más enfocado y alejado de las distracciones que arruinaran su desempeño, como los problemas que había experimentado anteriormente.

En esta segunda parte el lanzador quisqueyano registró marca de 9-2 y 3.52 de efectividad en 15 partidos. Yordano es dueño de un talento incuestionable y la forma brava en que luce en el montículo es lo que lo ha llevado a lanzar en las Grandes Ligas, por lo que no es el aspecto que debe cambiar.

Pero tomando en cuenta los resultados de las dos etapas de la temporada pasada, para ser exitoso con los Reales, Ventura necesita tener sus ideas en orden y mantener su cabeza en el juego. De eso dependerá su temporada de 2016.
.