El 26 de octubre del 2014, durante el Juego 5 de la Serie Mundial entre los Reales y los Gigantes en el AT&T Park de San Francisco, el dominicano Yordano Venturase enteró de la muerte de su amigo, compatriota y colega de Grandes Ligas, Oscar Taveras.

Ventura, abridor de los Reales, bajó en ese momento al camerino de Kansas City, donde pudo dejar salir las lágrimas sin interferir con el ambiente de su equipo que luchaba por ganar un partido crucial.

Ahora, justamente un año después de la muerte de Taveras y su novia en un accidente automovilístico en la República Dominicana, Ventura tiene presente al ex jardinero de los Cardenales de San Luis.

"Es una cosa que no se me va a olvidar nunca, y más ahora que estamos en Serie Mundial", dijo Ventura, quien abrirá el Juego 3 del Clásico de Otoño de este año el viernes contra los Mets en el Citi Field de Nueva York. "Es una cosa que la recuerdo como si fuera ayer".

Ventura, quien llegó a formar una fuerte amistad con Taveras y el también quisqueyano Carlos Martínez mientras los tres militaban en los circuitos minoritarios en el Medio Oeste de los Estados Unidos, salió con "RIP, OT #18" en su gorra dos días después de la muerte de Taveras en el Juego 6 de la Serie del 2014 contra los Gigantes en Kansas City. Aquella noche, el derecho tiró una joya con 7.0 ceros para adjudicarse la victoria.

"Lamentamos mucho la tragedia de ese muchacho", dijo Ventura, quien participa en su segunda Serie Mundial consecutiva con los Reales. "Dios tiene un camino para cada uno de nosotros y por alguna vía nos vamos a ir, unos adelante y otros atrás. Pero nada, vamos a seguir trabajando y que Dios lo tenga en su gloria".