Yuderquis Contreras es la mejor atleta femenina de la historia del país, al menos eso dice la suma de lauros logrados. Beatriz Pirón es una estrella en ascenso que acaba de tener el mejor registro femenino en los pasados Juegos Olímpicos. Las dos compañeras del equipo nacional de halterofilia tienen en común la falta de una vivienda.  

Contreras tiene 13 años como atleta élite de la selección, desde su medalla de plata en los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003. La doble medallista mundial (Doha, Qatar 2005 y Antalya, Turquía 2010) recibió una ayuda del exministro Felipe Payano para terminar la casa de su madre en 2007.

La pesista de poco hablar y mucho trabajar no tiene el talento cabildero de otros y por lo tanto no ha podido “josear” una derecho que ha ganado con creces.
Contreras es campeona de los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011.

También dominó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias 2006 (dos oros y una plata) y en Mayagüez 2010 (tres oros). Ocupó el cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. En la actualidad, Contreras, de 30 años de edad, viene de ocupar la sexta posición en Rio 2016 en medio de un arduo trabajo para adecuarse a su nuevo peso de 58 kilogramos y venciendo una seria lesión que ameritó una operación de la espalda hace poco más de año.

Contreras necesita una vivienda en la capital, donde desarrolla su vida y trabajo. A pesar de su estatura histórica, la nativa de San Pedro de Macorís duerme de lunes a viernes en un espacio improvisado para que los atletas se concentren en la parte que ocupa la Federación Dominicana de Pesas entre los pabellones de voleibol y karate. Los fines de semana realiza viajes a su provincia, los cuales le resultan costosos.

El caso de Beatriz
Pirón es madre de dos niños y vive con sus hijos, su madre, su hermana y un sobrino en una pequeña vivienda “parte atrás” en la calle tercera número 16 del sector Villa Progreso a la altura del kilómetro tres y medio de la carretera Mella en San Pedro de Macorís. Es un sector de mucho movimiento y enfrenta un alto nivel de delincuencia.

La pesista de apenas 21 años de edad tiene el cielo como límite y ya presenta un legado con dos participaciones en Juegos Olímpicos. En Londres 2012 fue séptima en los 48 kilogramos y en Río ocupó un cuarto lugar, quedando a solo un kilogramo de la ansiada medalla. En 2011, ganó la medalla de bronce en el Mundial Juvenil celebrado en Lima, Perú. Logró un oro y una plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y bronce en los juegos Panamericanos Toronto 2015.

Se trata del caso excepcional de una madre soltera a los 15 años que se recuperó para entrar a los Juegos Olímpicos de Londres con apenas 17 abriles.

La sobrina de la destacada expesista Guillermina Candelario subirá a la categoría de los 53 kilogramos, donde se augura que tendrá un ciclo olímpico histórico de cara a Tokio 2020. Ya exhibió fuerza en este peso al conquistar dos medallas de oro en el Campeonato Panamericano celebrado el pasado mes de junio en Cartagena de Indias, Colombia.

La actuación de Pirón fue la segunda mejor para el país en los pasados Juegos Olímpicos, solo detrás del bronce logrado por Luisito Pie en el taekwondo.

República Dominicana empató en el lugar 78 de los Juegos Olímpicos al entrar al podio por cuarta versión consecutiva.