Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, ya da vueltas a las rotaciones y los cambios que realizará en su equipo titular para medirse el domingo al Espanyol en la cuarta jornada de La Liga, que todo indica no disputará Gareth Bale, con James Rodríguez ganando opciones de su primera titularidad.

Bale no pudo acabar el partido de Liga de Campeones ante el Sporting de Portugal, tras recibir un fortísimo golpe en la cadera derecha del uruguayo Sebastián Coates. Se probó en la segunda parte, pero el intenso dolor le impidió jugar en plenitud de condiciones y acabó siendo sustituido por Zidane.

A falta de realizarse unas pruebas que confirmen las dolencias, Bale descansará el fin de semana y no viajaría a Barcelona. Para sustituir a Bale el favorito es el colombiano James, quien aprovechó cada uno de los minutos que tuvo en la recta final del duelo ante el Sporting.

James participó en todas las acciones de ataque y acabó dando la asistencia del gol a Morata. Zidane reconoció el esfuerzo de James en rueda de prensa y dejó entrever la posibilidad de que el domingo tenga su primera titularidad de la temporada en la visita al Espanyol.