El jardinero Zoilo Almonte declaró al presentarse al campo de entrenamientos de las Águilas Cibaeñas, que viene con la intensión de seguir aportando a la ofensiva del equipo.

“Me siento bien de salud, gracias Dios, esperando poder estar listo para ayudar a las Aguilas a ganar este año”, dijo Almonte a su arribo.

Agregó que lo que ha visto en los entrenamientos le gusta. “Puedo decir que este año tenemos un material muy bueno, creo que eso nos permitirá tener chance de comenzar ganando muchos juegos si Dios quiere”.

Este verano Almonte jugó en la Liga de México, la cual tiene clasificación triple A, donde actuó en siete partidos con los Pericos de Puebla. Luego fue adquirido por los Sultanes de Monterrey, donde estuvo bajo las riendas de Félix Fermín, quien lo volverá a dirigir en las Águilas Cibaeñas.

En el béisbol azteca tuvo una excelente campaña totalizando 108 juegos y consumiendo 414 turnos al bate, en los cuales disparó 118 imparables para promedio de 285. Sumó 20 jonrones, 20 dobles, impulsó 78 vueltas y anotó 65 para ayudar a Monterrey a barrer en la serie regular.

Zoilo jugó para Felix Fermín en Monterrey, lo que también cree que le favorece. “Cuando llegué aquí a las Águilas Fermín fue mi mánager, pero ahora tras pasar todo el verano bajo su mando él tiene mucho más conocimiento sobre lo que puedo hacer y eso es bueno”

El año pasado, Almonte puso números para merecer el premio de “Águila del Año” por parte de la crónica deportiva del Cibao. Jugó en 47 partidos, agotó 175 turnos y pegó 53 hits para promedio de 303 de average. Zoilo redondeó su campaña con tres jonrones, 11 dobles, 18 carreras impulsadas y anotó 23 vueltas.