Crece consumo de whisky en Estados Unidos empujado por los hispanos Tradición y celebración son las claves para la popularidad del whisky, una bebida que en Estados Unidos no solo tiene una amplia legión de amantes sino que su consumo es cada vez mayor gracias, en gran parte, a los hispanos.

Según datos del 2015 del Liquor Handbook, el 44,9 % de los latinos en Estados Unidos consume algún tipo de bebida alcohólica y de éstos el 9,2 % se decanta por el whisky.

En términos generales, en el país, el 21 % de las personas que bebe whisky son hispanos.

El whisky importado ha visto en los últimos años incrementar su demanda tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica gracias a la relación de larga data de los consumidores de una bebida tradicional y muy apreciada por los latinos.

"De acuerdo con el Consejo de Licores Destilados de Estados Unidos, la venta en los Estados Unidos aumentó en un 2,6 % a 1.7 mil millones de dólares en 2014", dijo Brian Cox, director de negocios de whisky en Norteamérica de Diageo, el mayor distribuidor de bebidas del mundo.

Por ejemplo, Buchanan's, una de las marcas del distribuidor ha experimentado un crecimiento del 20 % durante los últimos diez años, según señaló Cox, quien detalló que con esto el whisky escocés "ha duplicado su cuota de mercado en los últimos tres años, impulsado por el mercado hispano de Estados Unidos".

Tanto es así, que la marca que cuenta en con el 58 % de sus consumidores en Estados Unidos entre los hispanos, ha destinado un presupuesto especial para el marketing en el mercado latino y este año incluso fue una de las patrocinadores de los premios Grammy Latino.

También, pensando en el futuro Buchanan's ha presentado este mes un nuevo diseño de su botella, más moderno y sofisticado pero que mantiene la idea original de imitar a una cantimplora verde como la que usaban los soldados ingleses en la Primera Guerra Mundial.

"Mediante la forma simbólica de sus botellas, Buchanan's honra la camaradería, el valor y la fraternidad de quienes se reúnen para compartir lo mejor de sí mismos", destacó Cox.

Y es precisamente la tradición y el deseo de sus consumidores de compartir momentos especiales lo que tienen siempre en mente quienes hacen este whisky.

"Mi padre trabajó en la industria del whisky y yo sigo la tradición. Uno de los lugares que más me gusta visitar es Latinoamérica donde con mucho emoción veo como una bebida hecha en tierras lejanas escocesas es tan apreciada y está ligada a momentos especiales", dijo por su parte a Efe Keith Law, un maestro de mezclas de la marca.

El especialista en dar los sabores únicos a esta bebida agregó que Buchanan's es una marca premium pensada para disfrutar y compartir en ocasiones especiales.

"En cada botella de Buchanan's hay más de 100 años de experiencia, en ella hay una bebida elaborada con notas refinadas para crear momentos memorables y convertir la cotidianidad en una celebración especial, y eso, estoy seguro que aprecian los bebedores hispanos en Estados Unidos", aseveró Law.

No obstante, la atracción de los hispanos por el whisky se puede entender en el marco de las costumbres que llevan con la inmigración y los latinoamericanos han traído a Estados Unidos la pasión por esta bebida nacida en las Tierras Altas (Highlands) de Escocia.

Elaborado con malta, agua de los manantiales y cuidadosos procesos de destilación, el whisky escocés se macera en barricas llevadas en su mayoría al viejo continente desde las destilerías de bourbon o borbón en este país.

"Para muchos latinoamericanos, el whisky escocés simboliza el lujo y estatus. El reciente crecimiento económico de América Latina en algunas regiones ha creado una mayor afluencia entre los aficionados al whisky escocés que quieren comprar un producto premium importado", concluyó Cox.