Los dominicanos abarrotaron hoy los principales centros comerciales del país para aprovechar las ofertas del viernes negro, la tradición estadounidense que viene practicándose en esta nación del Caribe desde hace cuatro años.

Algunas de las tiendas abrieron sus puertas a las 7.00 hora local, 60 minutos antes del horario habitual, y han anunciado que cerrarán a la medianoche, mientras que otras han decidido extender las ofertas hasta el fin de semana.

Los centros ofrecen descuentos de entre el 10 % y el 50 % en electrodomésticos y otras artículos para el hogar o hasta de 70 % en ropas, calzados o accesorios.

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) anunció en la víspera que verificará que los comercios cumplan con las ofertas anunciadas por el viernes negro, después de que compradores denunciaran haber experimentado inconvenientes en 2015 en distintas tiendas.

Entre las curiosidades de este año por dicha celebración figura la oferta promovida por una funeraria de la provincia de El Seibo, que decidió bajar a la mitad los precios de los ataúdes.

Además, varias tiendas colocaron en oferta las extensiones de pelo natural, lo que provocó largas filas de mujeres en una tienda del este de Santo Domingo.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) se vio obligada a adoptar un plan de contingencia en los alrededores de centros comerciales para evitar taponamiento a causa de la celebración.