El administrador gerente general de Edesur Dominicana, Radhamés Del Carmen, sostuvo una reunión con ejecutivos y representantes de las empresas telefónicas y de televisión por cable, que utilizan las instalaciones de las empresas distribuidoras, para coordinar la ejecución conjunta de los proyectos de modernización de la red de distribución eléctrica con el menor impacto posible en el medioambiente.

“Nosotros nos abocamos a iniciar desde los primeros días de septiembre un ambicioso programa de rehabilitación de redes con tal de reducir las pérdidas, el cual tendrá un costo de 358 millones de dólares para las tres distribuidoras de electricidad”, dijo el ingeniero Del Carmen.

Las obras son coordinadas por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) a través de la Unidad Ejecutora de Proyectos.

Con esas obras, prosiguió el titular de Edesur, “procuraremos no descuidar los aspectos relativos a la contaminación visual”. El funcionario destacó que los técnicos de la empresa estatal y los de las telefónicas y cable acordaron comenzar desde la primera semana de septiembre un trabajo de campo para constatar los postes que deberán ser removidos para evitar la arrabalización. “Procuramos garantizar la ejecución de los trabajos con el menor impacto posible en el medio ambiente de barrios y ciudades del área de concesión de Edesur”, dijo Del Carmen.