La Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), junto a  22 asociaciones industriales del país, expresó su preocupación por el silencio del Gobierno ante el reclamo de todo el sector de lo perjudicial que aseguran resultaría pretender cobrar el 50% del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) sobre materias primas y bienes de capital en la Dirección de Aduanas.

En un comunicado, las organizaciones expresaron que siempre han sido abanderadas del diálogo, por lo que han acudido a diferentes instancias del Gobierno y del Congreso para expresarles sus preocupaciones con argumentaciones sólidas, como, según sostienen, lo han hecho en otras ocasiones.
Recordaron que fruto de ese espíritu de diálogo han sostenido “reuniones productivas” con el ministro de Hacienda, Donald Guerrero, quien se hizo acompañar de los directores generales de Aduanas y de Impuestos Internos, Magín Díaz y Enrique Ramírez Paniagua; con el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo; con la Comisión Bicameral del Congreso Nacional que estudia el Proyecto de Presupuesto General del Estado 2017; al igual que con el ministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás;  a quienes presentaron los argumentos para calificar como dañina la medida prevista por el Gobierno.

Los industriales señalaron como uno de los más inmediatos daños el ocasionado a los alimentos, bebidas y medicamentos producidos en el país. Subrayaron que los productos terminados exentos de ITBIS, como los productos de primera necesidad, ingresan al país sin pagar ITBIS en la DGA y en sus países no pagan IVA, por lo que si a los productores nacionales de ese tipo de bienes se les cobra ITBIS a sus insumos y maquinarias, se verían enfrentados a una “competencia desigual que los sacaría de competencia”.

Expresaron, como ejemplo, que algunos de estos bienes exentos son leche, cereales y productos de molinería; habichuelas, pollos, embutidos, materiales educativos, medicamentos, fertilizantes. Aseguran que a estos productos, de cobrarles ITBIS a algunos de sus componentes, incrementaría los precios a que llegan a la población y reduciría la capacidad competitiva de la industria local en relación con las importaciones de dichos productos terminados.

“Se trata, por lo tanto, de una competencia desigual, ocasionada por el Estado dominicano contra sus productores, afectando miles de empleos, favoreciendo a los productores extranjeros y sus empleos, lo cual consideramos que es un absurdo que el Presidente Medina no debe permitir”, recalcan.

Los industriales también afirman que “en términos financieros, la medida afecta el flujo de capital de las industrias, paralizando montos significativos no se sabe por cuánto tiempo”, indicaron.

“Además, ya se ha aclarado suficientemente que la posposición del pago del ITBIS hasta el momento de la venta del producto industrializado no constituye una exención tributaria, ni una merma de los ingresos fiscales del Gobierno, como bien lo indica el propio proyecto de Presupuesto General del Estado, al no considerar esta facilidad como un gasto tributario”, agrega la AIRD.

Los industriales expresaron que esperan respuesta, pues, según aseguran, el clima de inversión ya se ve afectado por esta incertidumbre.