La Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de República Dominicana (Fenacerd) planteó a las autoridades competentes la posibilidad de otorgar una amnistía fiscal que permita a pequeños y medianos comerciantes y empresarios regularizar su situación fiscal.

Rosa Dinorah Peña Acosta, presidenta de la entidad, dijo que la fundación ha propiciado entre sus asociados el fiel cumplimiento de las leyes tributarias, ejecutando jornadas de capacitación fiscal y gerencial, formalización empresarial, abogando siempre por que haya un sistema tributario simple, justo y equitativo.

“La Fenacerd siempre ha orientado a sus miembros para que cumplan cabal y oportunamente sus obligaciones tributarias y que está en contra de la evasión y de los que operan amparados en la informalidad con el propósito de eludir el pago de los impuestos que les corresponden por ley”, apuntó.

Sin embargo, la dirigente comercial dijo que la entidad reconoce la situación que están viviendo algunos comerciantes que han caído en atrasos, no sólo en sus obligaciones tributarias, sino que también registran incumplimientos a sus distribuidores, seguridad social, energía eléctrica y renta de locales, lo que revela un alto costo operativo para los negocios.

Entiende que el impago de los compromisos tributarios equivale a una violación de las leyes, pero ante el anuncio del cierre de más de 100 establecimientos comerciales por parte de Impuestos Internos (DGII), hace un llamado a la flexibilidad con aquellos empresarios que demuestren con documentos fehacientes las razones de su incumplimiento.