La Procuraduría Fiscal de Santo Domingo retiró 65 máquinas tragamonedas durante tres operativos en distintos sectores, con el objetivo de proteger a los niños, niñas y adolescentes de los sectores más vulnerables, informó la fiscalía de Santo Domingo.

La Unidad de Atención a Casos de Contaminación Sónica, Máquinas y Tragamonedas y afines inició los operativos tras recibir las denuncias de los miembros de esas comunidades de que sus niños estaban incursionando en la delincuencia robando y atracando con el propósito de obtener dinero para jugar máquinas tragamonedas.

Los operativos realizados de manera consecutiva en las últimas semanas, recorrieron centros de diversión y colmados de los sectores Los Frailes primero, Los Mina, El Invi, Mendoza, Alma Rosa, Ensanche Ozama, Puerto Rico y Mi Hogar.

La fiscal titular de la provincia Santo Domingo, Olga Dina Llaverías, explicó que la colocación de éstas máquinas, en lugares donde los niños tienen acceso, genera ludopatía infantil, por lo que la institución en su labor de perseguir el delito y como parte de sus acciones preventivas realiza los operativos para evitar que los jóvenes caigan en las garras del vicio del juego de azar.

La ley sobre autorización de expedición de licencia para juegos de azar, establece que este tipo de maquina puede estar instalada en bancas deportivas o en casinos donde solo ingresen adultos y no tengan acceso los niños, ni siquiera de manera visual.

Esta ley establece multas de entre 100,000 pesos y 500,000 pesos y prisión correccional de 6 meses hasta dos años a quienes violen esta disposición.

Las instalaciones ilegales también violan el artículo 23 de la ley del sistema de protección de los derechos fundamentales de los niños y adolescentes.

Las maquinas retenidas están en posesión de la fiscalía para ser remitidas a la institución correspondiente.