El director general de Ganadería, Bolívar Toribio, restó veracidad a la denuncia de que al menos 2.000 cerdos murieron afectados del virus de fiebre porcina clásica en Hato Mayor como se ha propagado recientemente.

Toribio dijo que no se explica de dónde salió la información de que el Ministerio de Agricultura no ha estado ofreciendo asistencia y menos que no haya proporcionado las vacunas en esa zona.

El funcionario reveló que en República Dominicana la demanda de cerdo está satisfecha a nivel de venta de carne fresca, sin embargo a nivel industrial precisó que todavía no es suficiente, pero que uno de los pasos que han dado para mejorar eso fue la inauguración de la Industria Cárnica Nacional (Incarna) en La Vega.

Toribio sostuvo, en nota de prensa, que al parecer la información que salió publicada en varios medios de comunicación fue tergiversada o mal interpretada puesto que al hablar con Asociación de Porcicultores de Hato Mayor, se enteró de que habían muerto solo "algunos cerdos".

"Estamos encaminados a ordenar la porcicultura de traspatio para eliminarla", reveló, para luego explicar que este tipo de cosas se da cuando los animales se crían en los patios y comen desperdicios de comidas y no son llevados a vacunar.