El presidente de la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores, Ulises de Beras, reclamó a la Dirección General de Aduanas que se decomisen grandes cantidades de leche en polvo de dudosa calidad y sin el permiso sanitario correspondiente que han introducidas en el país.

El dirigente ganadero también pidió a Aduanas, al Ministerio de Salud y a Pro Consumidor que se establezcan los controles requeridos para evitar que se siga importando ese tipo de producto con fecha de caducidad vencida y sin el debido registro sanitario.

De Beras consideró, además, que los consumidores deberían abstenerse de consumir ese producto, principalmente para alimentar a los niños, que son más propensos a contraer enfermedades por la ingesta de productos en malas condiciones.

Las consideraciones del dirigente se produjeron en una reunión convocada de urgencia por el sector, para tratar la denuncia publicada en la prensa y, además, tratar sobre la necesidad de que se establezca la obligatoriedad del etiquetado de productos importados.

Lamentó que se haya permitido la entrada en territorio dominicano de grandes lotes de leche en polvo procedente de Europa, de dudosa calidad y sin el permiso sanitario correspondiente, poniendo en riesgo la salud de la población y haciendo competencia desleal al productor local porque dicho producto es comercializado por debajo del costo de producción.

"Consideramos que lo más importante es que se establezca que todo lo importado tiene que reunir las condiciones necesarias y, para ello, las autoridades están llamadas adoptar las medidas que sean necesarias para evitar se sigan trayendo productos que perjudiquen la salud de los consumidores, muy especialmente la niñez que debe ser protegida", enfatizó el ganadero en nota de prensa.

Recordó que se han hecho recurrentes las denuncias y quejas del sector ganadero y de la industria de lácteos por la introducción en el país de grandes partidas de leche en polvo y quesos sin los debidos controles sanitarios, que afectan grandemente a la producción nacional, llevando a la quiebra a pequeños y medianos productores.