Las solicitudes semanales del subsidio por desempleo bajaron en 11.000 la semana pasada y se situaron en 264.000, la cifra más baja desde mediados de julio, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Los analistas habían pronosticado que la cifra se mantendría estable, en torno a las 275.000 solicitudes de la semana previa.

La media de solicitudes en cuatro semanas, que es un indicador más fiable para determinar la tendencia del mercado laboral del país, disminuyó en 3.250 y quedó en un total de 272.500.

Ese promedio de solicitudes lleva tiempo en torno o por debajo de 300.000, reflejo de la recuperación del mercado laboral y de la confianza de las empresas en la marcha de la economía.

En cuanto al número de peticiones continuas de subsidio de desempleo, en la semana que finalizó el 5 de septiembre cayó en 26.000 y se colocó en 2,24 millones, según el informe.

El índice de desempleo en Estados Unidos se redujo al 5,1 % en agosto, dos décimas menos que en julio, y quedó en su nivel más bajo desde abril de 2008.

En agosto la economía estadounidense generó 173.000 nuevos empleos, una cifra menor a las de los meses previos.