El ex presidente, Hipólito Mejía, destacó hoy el potencial "extraordinario" que representa la exportación de bienes producidos por la Pymes rurales, y señaló que, a día de hoy, muy pocas de nuestras medianas y pequeñas empresas urbanas están directamente vinculadas a la exportación"

Así lo planteó en el Encuentro Internacional de las Pequeñas y Medianas Empresas celebrado en Puerto Plata, informó el Partido de la Revolución Dominicana (PRM) en un comunicado.

Mejía destacó, como ejemplo de este potencial de exportación, los invernaderos dedicados a la producción de vegetales para la exportación. Cada uno de esos invernaderos crea un importante número de empleos directos.

"Mis vivencias de más de cincuenta años con este importante sector me han convencido de que las Pymes son un instrumento vital para superar los altos niveles de pobreza y desigualdad social que existen en la República Dominicana", dijo.

"Una muestra de esa realidad es que las micro, pequeñas y medianas empresas crean dos de cada tres puestos de trabajo en el país. En las Pymes se articulan los objetivos nacionales con las aspiraciones individuales, familiares y comunitarias. Las Pymes siembran en un territorio específico, en una localidad concreta, la idea general del desarrollo nacional", señaló.

"Como proyectos económicos, las Pymes tienen un impacto directo en la creación de oportunidades de trabajo, en la oferta de servicios, en la dinamización del mercado, y en el incremento del ingreso.

Para el exmandatario, "como proyectos de bienestar social y aspiraciones individuales, las Pymes ofrecen una magnífica oportunidad para la superación personal, el desarrollo de potencialidades individuales y colectivas, y la cohesión del tejido social".

En otras palabras, dijo, en las Pymes se articulan los objetivos nacionales con las aspiraciones individuales, familiares y comunitarias. Las Pymes siembran en un territorio específico, en una localidad concreta, la idea general del desarrollo nacional.

Según Mejía, está suficientemente demostrado que existe una relación causal entre la oportunidad de obtener trabajo y/o empleo, la posibilidad de salir de la pobreza.

En el país, el sostenido crecimiento económico no se ha traducido en la generación de suficientes empleos de buena calidad y una evidencia de esta realidad es que cada año nuestra economía genera cerca de 100,000 empleos, mientras que en ese mismo período ingresan al mercado de trabajo cerca de 119,000 personas.

La pobreza rural, expresada en la falta de oportunidad para tener ingreso mediante el trabajo propio o el empleo, es la causa de un fenómeno explosivo: la migración del campo a la ciudad.

"Hoy, el 33.5 % de la población dominicana desempleada vive en la Zona Metropolitana (Distrito Nacional y Santo Domingo), el 15.0 % en el Cibao Norte (Santiago, Puerto Plata y Espaillat), y el 14.8 % vive en la Región Enriquillo (San Cristóbal, Peravia, San José de Ocoa y Azua).

Es decir, que la mayoría de nuestros pobres vive, precisamente, en los lugares donde han ocurrido mayores niveles de crecimiento económico. Muchos de ellos, especialmente mujeres y jóvenes, viven atrapados en un círculo vicioso de pobreza y exclusión social", que crea "un caldo de cultivo para la creciente delincuencia que arropa de miedo e inseguridad al país", opinó.

"Nuestros pobres urbanos han sido gestados por nuestra pobreza rural. En efecto, aunque el número absoluto personas pobres es mayor en las zonas urbanas, la proporción más elevada de pobreza se encuentra en nuestra zona rural".

En ese contexto social, la Pymes pueden y deben hacer un aporte significativo en el mundo rural y crear oportunidades de trabajo y de empleo, ya que el mejoramiento del ingreso rural sería un resultado tangible de esa iniciativa.

"El hecho de que cerca del 98 % de las Pymes en el país tenga entre uno y diez empleados nos muestra la magnitud del impacto que las mismas podrían tener en la zona rural", apuntó.

"Para crear más empleos y mejores oportunidades de trabajo, las Pymes rurales deben, por supuesto, estar vinculadas a la agropecuaria, la pesca y la foresta. Sin embargo, su agenda debe también incluir la creación de empresas no agropecuarias vinculadas al turismo, los servicios y la manufactura, entre otros" finalizó el ex mandatario.