El ministro de Economía, Isidoro Santana, afirmó que la participación social de las ONG en el desarrollo es clave, por lo mucho que pueden aportar para hacer más justo el funcionamiento de la sociedad y de la economía.

Santana habló en el "Encuentro sobre la Ley 122-05 de las Asociaciones sin Fines de Lucro: logros y desafíos", auspiciado por Alianza ONG y la Unión Europea, informó el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) en un comunicado.

El ministro recordó que la ley que regula las entidades sin fines de lucro (122-05) fue promulgada en abril de 2005, casi un siglo después de la puesta en vigor la Orden Ejecutiva 520, del 26 de julio de 1920, dictada por la primera intervención militar estadounidense al país, que de alguna manera llenó la falta de un marco legal.

"Pero la actual representa un avance para lograr una sociedad más participativa y más democrática, por cuanto llena un espacio para los ciudadanos organizarse y expresarse sin cortapisas, además de que permite que cada organización defina su propio carisma", comentó.

El funcionario subrayó que es ahí cuando la vigencia de las organizaciones de la sociedad civil debe resultar clave para mejorar la provisión de algunos servicios y para canalizar las expectativas e insatisfacciones de la sociedad frente al Estado.

En la consecución de un mejor gobierno, Santana subrayó que la sociedad civil juega un papel importante, y al Estado le corresponde facilitar su participación en los asuntos públicos conforme a sus propios criterios, disfrutando de autonomía y sin presiones políticas e ideológicas de ningún tipo.

"Ahora bien, de ninguna manera se deberá propiciar que sean creadas, que surjan o que funcionen ONG con el único propósito de que algunos grupos sean inscritos en el presupuesto público. Esta es una práctica que debemos regular, pues, de lo contrario, se corre el riesgo de que algunas instituciones privadas sin fines de lucro pasen a engrosar y a formar parte de la misma maquinaria de despilfarro y de corrupción que queremos erradicar", previno.

Desde ese punto de vista el Ministerio de Economía estará atento al monitoreo de las ONG que reciban recursos públicos, a fin de concentrar el esfuerzo en aquellas que demuestran tener vida propia y sostenibilidad sin el presupuesto público, y que manifiestan también tener alguna experiencia propia en la solución de problemas públicos.