Los presidentes de la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores y la Nacional de Productores de Leche (Aproleche), Ulises de Veras y Eric Rivero, reclamaron a las autoridades que adopten mayores controles para impedir las importaciones masivas de queso.

Según explicaron, la introducción de grandes lotes de queso subsidiados por los países de origen podría llevar a la quiebra a los productores nacionales que no pueden competir en calidad ni precio con estos lácteos importados.

De Veras consideró que las autoridades competentes deben atender las quejas de una inmensa cantidad de productores de queso que están muy preocupados porque tienen que competir con productos importados que son de superior calidad y se comercializan a menor precio que el procesado en el país.

De no establecerse controles a esas importaciones masivas muchos productores irán a la quiebra, lo que se traduciría en pérdidas de empleos, dijo De Veras.

En términos similares se pronunció Rivero, quien reclamó a las autoridades competentes establecer medidas de salvaguarda al productor nacional de queso, que está siendo “víctima de competencia desigual por parte de derivados lácteos subsidiados”.

El presidente de Aproleche, aunque reconoce que se trata de un tema de libre mercado, insiste en la necesidad de que el mecanismo de salvaguarda se mantenga al menos durante tres meses hasta que se reduzca la sobreoferta de quesos en varios países productores.

Rivero atribuye la entrada masiva de quesos a República Dominicana y otros países del área, al excedente generado ante la pérdida de mercados por conflictos entre Rusia, China y otros países que han dejado de importar ese alimento.

La problemática será analizada hoy, durante una reunión convocada por el Consejo Nacional de Producción de Leche (Conaleche), en la que participarán ganaderos y productores de quesos, aunque ya ha sido expuesta por el presidente de la Asociación de Ganaderos de Hato Mayor, Miguel Laureano.