El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), dispuso el decomiso de toda la leche en polvo importada que se está vendiendo al granel en muchos establecimientos, tras comprobarse que no es apta para el consumo.

La directora ejecutiva de la institución, Anina Marcelina del Castillo, explicó que tan pronto Pro Consumidor fue notificado sobre la comercialización de ese tipo de leche de dudosa calidad y sin el debido registro sanitario, se investigó la situación y, tras constatar que no contaba con el permiso sanitario correspondiente, se decomisaron grandes lotes del producto cuyo consumo estaba poniendo en peligro la salud de la población.

Además, se sancionará a los comerciantes que continúen distribuyendo ese y otros productos lácteos importados que no tengan el correspondiente registro sanitario y etiquetado, informó la entidad en un comunicado.

Del Castillo precisó, además, que junto al Ministerio de Agricultura, Aduanas y Pro Consumidor se coordinan acciones con miras a evitar se continúe introduciendo lácteos y otros productos carentes de registros sanitarios.

La titular de Pro Consumidor también detalló que la Comisión Interinstitucional designada por el presidente, Danilo Medina, para desarrollar un reglamento sobre el etiquetado a partir del primero de enero del próximo año, ha avanzado bastante, con lo cual se dará al traste con la comercialización de productos sin los debidos estándares de calidad.

Desde agosto pasado inspectores de Pro Consumidor han estado supervisando distintos establecimientos comerciales decomisando miles de productos en mal estado o con fechas de caducidad vencidas, incluyendo lotes de leche en polvo a granel.

Ese proceso será intensificado en colmados y otros negocios donde se está comercializando leche al granel no apta para el consumo y que fue importada de manera irregular desde Europa.

Los productos que sean decomisados serán incinerados y los responsables de la distribución serán multados por dedicarse a una práctica que atenta contra la salud de los consumidores.

Reconoció que es deber de Pro Consumidor, los Ministerios de Salud e Industria y Comercio, así como la Dirección General de Adunas, establecer los mecanismos de control para evitar que se importe y comercialicen alimentos en mal estado.

El pasado jueves, el Ministerio de Salud Pública confirmó la comercialización de lotes de leche en polvo importados de dudosa calidad y sin el registro sanitario correspondiente, después de que la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores denunciase esa circunstancia.

Por su parte, la titular de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (Digemaps) del Ministerio de Salud, Carina Mena, dijo que los inspectores de esa dependencia han comprobado que carece del correspondiente registro sanitario.

De su lado, el presidente de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (Aproleche), Erick Rivero, el director del Consejo Nacional para la Reglamentación y Fomento de la Industria Lechera (Conaleche), Analdo Gómez, y el presidente de la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores, Ulises de Beras, coincidieron en que esa práctica, además de violar los controles sanitarios, constituye competencia ya que se comercializa por debajo del costo de producción.