El turismo se ha convertido en un sostén fundamental para la estabilidad macroeconómica del país, con aportes en los últimos cuatro años de más de 24 mil millones de dólares, gracias a la llegada de más de 23 millones de turistas.

La presidencia de la República informó ayer que desde 2012 hasta junio de este año, partiendo de las cifras ofrecidas por el Banco Central, los ingresos fiscales generados por el turismo superan los tres mil millones de pesos.

Desde 2012, cuando al país llegaron, por vía aérea, 4,5 millones de turistas, al año 2015, la industria turística registró un crecimiento de un 22.7 %, al recibir 5.6 millones de visitantes.

En ese mismo período, el empleo también creció 26.3 %, al pasar de 201 mil 235 puestos de trabajo en 2012 a 254 mil 146 el año pasado, según los datos del Banco Central. Pero de acuerdo con la Presidencia, los aportes del turismo van mucho más allá que la generación de divisas y empleos.

Según la Asociación de Hoteles y Turismo de República Dominicana (Asonahores), el año pasado el sector compró a productores nacionales 22 mil 444 millones de pesos en frutas, víveres, mariscos bebidas, cigarrillos y puros, entre otros rublos.

Solo en bebidas, los hoteles y restaurantes gastaron el año pasado siete mil 186 millones de pesos, mientras que la compra de carnes ascendió a tres mil 260.5 millones de pesos.

El ministro de Turismo, Francisco Javier García, indicó que durante el primer semestre de este año el sector ha mantenido ese mismo crecimiento.