El pequeño galán de Hollywood se quedó en el olvido 25 años después de haber participado en Terminator 2