La pequeña Grace ha estado esperando a ser adoptada por tres años, sin embargo, aún no hay candidatos que deseen brindarle la familia que merece.

Grace nació a las 25 semanas y su madre sufrió de preclampsia (problemas severos de hipertensión durante el embarazo). Ante ello, decidió darla en adopción.

Posteriormente la menor fue adoptada por Jill y Paul, pero actualmente ellos desean darla en adopción nuevamente, ya que sufre una enfermedad crónica pulmonar y parálisis cerebral.

Jill de 57 años mencionó al diario británico "Mirror" que él y su esposa están a punto de jubilarse, por lo que no podrían hacerse cargo de todos los cuidados requeridos por Grace.

"Grace es increíblemente cariñosa y adorable, esperamos que encuentre una nueva famila antes de Navidad", mencionó Jill. 

En la galería de fotos podrán conocer más información de la pequeña.

Para más información respecto a su adopción pueden dar clic aquí: "First4adopting".