En lo que va del año, alrededor de 58 defensores han muerto en AL. Datos revelan que en México, el 98.5% de los ataques quedan impunes.