Raphael Schumacher, un actor italiano de 27 años que participaba en una obra de teatro, se encuentra en estado de coma después de que algo saliera mal durante su actuación.

Mientras se encontraba realizando una escena donde se suicidaba, el joven acabó estrangulado. Gracias a la intervención de un médico que se encontraba entre los espectadores, el actor sigue con vida. Este hombre se dio cuenta de lo que Schumacher no podía respirar y avisó a los equipos de emergencia, por lo que el actor fue trasladado de inmediato al hospital, donde se encuentra en coma.

De acuerdo con el periódico inglés "The Independent", una caja sobre la cual el histrión se iba a apoyar mientras se ajustaba el nudo corredizo, había sido movida.

Por su parte, uno de sus compañeros de la obra señaló que “el nudo debió fallar”, además confirmó que un arnés debía sostenerlo si caía.

Gabriele de Luca, director artístico del teatro, dijo al peiródico italiano "Il Giorno" que Schumacher cambió el guión en el último momento, ya que la escena en cuestión incluía la interpretación de un suicidio con un arma de fuego.

La policía sigue investigando el caso.