La tecnología está evolucionando tan rápido, al punto de influir radicalmente en el estilo de vida de las familias modernas. Actualmente los dispositivos electrónicos están desplazando los modos clásicos de aprendizaje y socialización.

Este torrente cibernético está acaparando a muchos padres, al grado de que sus hijos también son sumergidos en su cauce. ¿Es conveniente para los niños estar en contacto con tantos dispositivos electrónicos? La doctora Ana Simó nos habla al respecto.

¿Qué tan factible es exponer a los niños a la tecnología a muy temprana edad?

No es recomendable exponerlos, debido a que los niños deben explorar y a través de una pantalla lo único que tienen es una persona estática. Parte del desarrollo de los infantes es la necesidad de exploración, tocar diferentes texturas, caminar, correr, experimentar, pintar, jugar en movimiento y en ocasiones hacerlo con otros niños.

De esta forma desarrollan una buena psicomotricidad. El juego contribuye al aprendizaje de los niños, proporciona una oportunidad de desarrollar rutinas, reglas de convivencia, habilidades sociales y destrezas para resolver conflictos.

¿Favorece esto al buen desarrollo de las relaciones interpersonales de los niños con las personas de su entorno?

Para nada. Al contrario, con la tecnología cada día se encuentra un mayor aislamiento de aquellos que la utilizan. Lo más recomendable es que los hijos la utilicen después de los cinco años, que es cuando se está implementando de forma educativa, y que el tiempo dedicado a esto no exceda de media hora.

¿Es recomendable que los padres les den a sus hijos un dispositivo electrónico para que dejen de llorar o estén más tranquilos?

Excelente pregunta, pues cada vez es más frecuente usarlo hasta en bebés como una nana electrónica, para tener al niño hipnotizado frente a la pantalla y que no sea una molestia.

Siempre recalco que entiendo el cansancio que pueden tener los padres, pero deben tener cuidado en qué usan para calmar a sus hijos; lo mismo pasa con la televisión que se utiliza de forma indiscriminada.

Es mejor poner al niño a jugar con bloques, pintura, masilla; lo importante es dejar que sean creativos y puedan desarrollar sus habilidades.

¿Cómo influyen los aparatos tecnológicos en el aprendizaje de los bebés?

Los bebés son como una esponja, están absorbiendo todo el conocimiento posible a través de la observación y la exploración. Investigaciones realizadas arrojan que exponerlos antes de los dos años a  dispositivos tecnológicos, puede causarles problemas cognitivos, como aumento de la impulsividad.

Otro efecto negativo es la obesidad, no tan solo a esta edad sino también en niños más grandes, pues estar conectados por mucho tiempo repercute en que se vuelva un niño sedentario.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de aprender a manipular dispositivos electrónicos a temprana edad?

Entiendo que los padres deben supervisar a sus hijos y requieren este uso pero poniendo reglas claras al respecto. Deben recordar que se enseña con el ejemplo, y si como padres están pegados todo el día a un celular o tableta, el mensaje será otro.

Un computador no puede darle a un niño el amor ni el cuidado de un padre. Por eso siempre es recomendable que se tomen unos minutos para leerle un cuento a sus hijos, pues no tan sólo les expresan lo importante que son, sino que les enseñan el hábito de la lectura, el cual muchas veces se pierde por el uso prolongado de un computador.

Entre las ventajas se puede destacar que ya no necesitan trasladarse a otros lugares para adquirir una información y tienen la capacidad de adquirir nuevas habilidades como la concentración.