Las fotografías son un gran recurso para recordar acontecimientos pasados. Por eso, con motivo del centenario del naufragio del buque estadounidense USS Memphis en las costas de Santo Domingo, el pasado jueves 29 de septiembre, la Embajada de los Estados Unidos realizó un acto para reconocer la valentía y solidaridad de los dominicanos que salvaron la vida de la tripulación durante el siniestro.

El buque naval fue embestido por un fuerte oleaje que lo forzó a estrellarse con el fondo rocoso del mar creando una gran explosión. El esfuerzo conjunto de los marinos y centenares de civiles dominicanos lograron traer el buque a la orilla y evacuar a más de 700 marineros. Sin la cooperación de la población, muchos más habrían perecido.

En su discurso, el Embajador de Estados Unidos, James W. Brewster, reconoció a la familia de Emeterio Sánchez, un pescador dominicano que vivía cerca del lugar del suceso y que arriesgó su vida para salvar a varios marineros que se encontraban en peligro ese fatídico día. El diplomático también hizo hincapié en los lazos de amistad que existen entre los pueblos dominicano y estadounidense, y recordó las vidas perdidas durante el naufragio.

Recordó que el USS Memphis, fue un buque de combate blindado que naufragó en la costa rocosa de Santo Domingo el 29 de septiembre de 1916. Un total de 204 marineros resultaron heridos y 40 perdieron la vida. El buque de guerra estaba anclado a 1,000 metros de la costa como parte de la primera intervención de Estados Unidos en República Dominicana (1916-1922), una acción impopular en este país.  

Los restos del barco formaron parte de la línea costera de Santo Domingo durante décadas, un oxidado monumento al imprevisible poder del mar. Los restos del naufragio fueron desmantelados a finales de los años 30 y el casco restante desapareció lentamente en el mar durante los siguientes 20 años. Sólo quedan recuerdos y fragmentos de metal de esta historia única.   

Por sus acciones ese día, tres marineros fueron galardonados con el honor militar más alto de Estados Unidos, la Medalla de Honor: George W. Rud, Claud A. Jones y Charles H. Willey.  

El acto estuvo encabezado por el Embajador de Estados Unidos, James W. Brewster y Máximo Iglesias, presidente de la Junta Directiva del Consorcio Dominicano de Competitividad Turístico (CDCT).