La artista plástica Paula Saneaux fue recientemente catalogada como “persona con habilidad extraordinaria” por organismos del gobierno de Estados Unidos, dentro del renglón de Artista Visual y Representativo. Paula ha sido declarada residente legal permanente por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de ese país, para que comparta su desarrollo artístico y lo compartarta con el mundo.

Este privilegio se reserva a aquellas personas consideradas como los mejores representantes dentro de su campo. Paula encaja en este perfil exclusivo por destacarse no en una, sino en dos áreas.

Por un lado, Paula es una artista plástica, refinada en la universidad Parsons The New School of Design de Nueva York y la Escuela de Diseño Altos de Chavón en La Romana.

Sus pinturas han sido apreciadas en la XXVI Bienal de Artes Visuales del Museo de Arte Moderno, el Concurso de Arte Eduardo León Jimenes en dos ocasiones distintas; la II Bienal Paleta de Níquel del Museo Cándido Bidó, la exhibición Mujeres Artistas en el Banco Central de la República Dominicana, así como en Fnglode, donde presentó dos muestras individuales.

También ha participado en exhibiciones tanto colectivas como individuales en Nueva York y Los Ángeles, como MINE de Gallery MC y Ellas en Aroma, respectivamente.

Sus colecciones se encuentran en el Museo Cándido Bidó, en el Banco Central, en Funglode y en ciudades como Bruselas, Madrid, Ciudad México, Miami, Nueva York, Roma, Turín, Santo Domingo y Washington, D.C., entre otras. Sus pinturas han adornado las páginas de publicaciones como Best of Artists & Artisans, de la editora Kennedy.
El otro campo en el que desborda su talento es el baile, en el que ejerce como instructora y fundadora de la escuela Tabla Dance Studio.