Sus disfraces más que dar miedo, estuvieron llenos de sensualidad.