La agrupación estadounidense confirmó su próximo concierto con fans mexicanos para el primero de marzo de 2017.