Para muchos Robert "Sherry" es el rey del “rubber doll” –extraña tendencia de disfrazarse como muñeca inflable– y lo demuestra con su perfil de Facebook dedicado a el alter ego que ha desarrollado con esta práctica.

Este gusto se diferencia de las personas transgénero o las llamadas "drag queen" en que este tipo de personas no sienten su sexo está equivocado, simplemente lo hacen para divertirse.

De acuerdo con el periódico peruano "El Comercio" Robert se disfraza de muñeca de látex para redimir el hecho de que, para él, salir con mujeres reales ha sido una especie de decepción.

El hombre afirma que ha gastado mil 800 dólares para confeccionar un traje de este material hecho a la medida.

Sin la máscara de "Sherry", Robert pasa sus días al lado de su hija veinteañera y trabajando en la industria inmobiliaria como promotor. Para algunos puede parecer aterrador  este tipo inclinaciones, sin embargo, él lo asume sin ningún problema.

En la galería de fotos podrán ver imágenes de Robert Sherry y su excéntrico gusto. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.