Ben Affleck no ve muchas similitudes entre Bruce Wayne y su alter ego Batman y Christian Wolff, el experto en números –y también pateador de traseros– que interpreta en “The Accountant”. Sin embargo, si lo presionas, él tiene una respuesta: “tienen la misma barbilla “, responde, bromeando sobre una de sus características más famosas.

En la película de suspenso, Affleck interpreta a un hombre autista que no solo se convirtió en un contador, sino que en un contador con vínculos con la mafia y otros clientes que dan miedo. Su trabajo ha despertado sospechas de los federales (incluyendo uno interpretado por J. K. Simmons, quien quiere atraparlo). Pero Christian no se va ir en silencio.; él es un hombre misterioso y bastante bueno con un arma de fuego, así como con su puño.

Como una película de suspenso sobre un hombre privado de acción, “The Accountant” es superficialmente similar a algunas de sus recientes películas, sobre todo su período actual como Batman, hasta ahora visto en “Batman v Superman” y “Suicide Squad”. Pero es lo suficientemente diferente para los gustos de Affleck.

“Yo no soy muy táctico cuando se trata de cómo debería ver una carrera”, dice Affleck durante una rueda de prensa. “Se trata más de proyectos que me interesan y me mueven. Parte de eso es la variación. Uno podría aburrirse haciendo lo mismo una y otra vez. Esto me mantiene activado y comprometido”.

Una cosa que es diferente son las escenas de pelea. Con Batman, Affleck podría diferir a un doble de acción, ya que Bruce Wayne tiende a mantener su máscara cuando está golpeando a matones (o a Superman). No así en “The Accountant”.

“Es mucho más difícil para el doble hacer sus trucos cuando no está usando una máscara”, explica. “Tenía que realmente estar concentrado y trabajar duro con algunos profesionales muy buenos quienes fueron muy buenos en enseñarme sobre este estilo de pelea. Fue una experiencia de aprendizaje”.

“The Accountant” también se refiere a los peligros de la crianza de los hijos. Chris fue criado por un padre que no quería que fuera a una escuela para niños autistas. En su lugar, le enseñó a su hijo cómo pelear, lo que lo conduce a una vida fuera de la ley.

“Eso para mí fue la parte más desgarradora de la historia”, revela Affleck. “Como padre, me enfrento a dilemas todos los días. ¿Cuál es la forma correcta de criar a los hijos? Cada momento en que hay un cruce de caminos; hay una gran cantidad de opciones que uno puede elegir. Todos cometemos errores, seguro. Hacemos lo mejor. Y como se suele decir, cuando tienes hijos, de repente, tu corazón está fuera de tu cuerpo. De repente te sientes vulnerable. Este miedo a que un niño se sienta vulnerable es realmente potente”.

Aún así, él entiende, en algún nivel, por qué el papá de Chris pensó que su delicado hijo tenía que aprender a luchar.

“Lo hace por amor y compasión y por miedo por su hijo, y termina brutalizándolo”, dice Affleck. “Es muy interesante ver cuál es la forma adecuada para canalizar estas emociones intensas que tenemos como padres. No es fácil.”

Por lo menos no tuvo que dirigir. La tercera película de Affleck como director, el drama policial “Live by Night”,  llega en enero, y está al timón de la próxima película de Batman, actualmente titulada simplemente “The Batman”. Pero todavía le gusta trabajar para los demás.

“Como actor, las películas son todo sobre el director. He aprendido eso, finalmente”, dice riendo. “Cuando se trabaja con un director estás en su barco. Tu trabajo es ser creativo, pero al mismo tiempo cumplir la visión de esta persona” y hay un beneficio extra: “Lo bueno en actuar es que una vez que el set cae uno puede simplemente volver a su remolque. ¡Así que muchas cosas no son mi problema!”.