Nadie vio venir que Bob Dylan fuera nombrado premio Nobel de Literatura de este año. El músico de inmediato se convirtió en tendencia pero no a todos les dio gusto la noticia.