No quiere firmar debido a que esto desataría una batalla legal de la custodia de sus seis hijos.