Si bien Brad Pitt ya ha aclarado rumores que lo vinculaban con el abuso hacia sus hijos, ahora él podría tener el sartén por el mango.