Aprovechando la festividad de Halloween un restaurant de la cadena Burger King, en Queen, New York, ha decidido disfrazarse de su competidor McDonald’s.

El denominado rey de las hamburguesas cubrió la fachada y el letrero del establecimiento con una gran tela blanca con dos ojos recortados (como si fuera un fantasma), una M dorada haciendo de cejas y la palabra “Mc Donald’s” escrita con graffiti.