Los años nos han mostrado a Cervantes como un “concepto” que idealiza la élite de las letras. Asusta hasta enunciar su nombre, pero más allá de las creencias erradas, Cervantes fue un hombre, un ser viviente que sintió y logró crear una vida que nos ha inspirado en las últimas décadas. El pasado 1 de enero comenzó el “Año Cervantes”, dedicado, en el cuarto centenario de su muerte, al más célebre escritor en lengua española de todos los tiempos.

Su centenario no pasó desapercibido en Santo Domingo, donde un selecto grupo de creativos creó un diálogo con su producción y preocupaciones estéticas, en conjunto con el Centro Cultural de España y logró “Cevantes, éste que veis aquí”. Una muestra que reúne 18 retratos del escritor, interpretados por los artistas Ariel Acosta, Amy Hussein, Dalton Gata, Ezequiel Tavéras, Franz Caba, José Pelletier, Julianny Ariza, Kilia Llano, Lizander Jiménez, Luis Hidalgo, Marova, Miguel Alcántara, Miguel Ramírez, Nathalie Ramírez, Pascal Meccariello, Rosalba Hernández y Teualdys Díaz.

Según comentó a MeroRD Luis Graham, del cuerpo de curadores,  esta exposición incita a nuevas conversaciones sobre la vida de Cervantes, que es tan rica y llena de aventuras como sus personajes.

Cada artista, aunque todos partieron de un mismo elemento inspirador, tomó un aspecto de su vida y lo explotó: “La muestra también es un llamado a que nos adentremos en el maravilloso mundo de la lectura, que la literatura atrape, a través de reencontrarse con Cervantes, a quienes han estado lejanos. Nunca fue planeada como una narrativa de su vida.  Tenemos más de 400 años de biografías, documentales, gráficas, etc.; aun así, en la sala encontrarán una sección con una cronología vital de su historia personal”.

Además, todas estas piezas están dispuestas en una sala que ha sido intervenida con ilustraciones de la obra cumbre de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, realizadas por Carmen Deñó. Y se ha dedicado una sección especial al maestro José Cestero, Premio Nacional de Artes Plásticas 2016, que ha centrado una parte importante de su producción en torno a los personajes cervantinos. Para este bloque, contaron con la colaboración de Sonia Polanco, quien les cedió en calidad de préstamo tres piezas del maestro.

La muestra, que fue ideada con el objetivo de que la gente se enamore de Miguel de Cervantes y “derribe los mitos de que es aburrido, extenso, tedioso y anticuado”, partió de un proceso de investigación en el que sus curadores descubrieron que no hay un retrato real de la figura de Cervantes: “A nuestros días han llegado interpretaciones de un texto autobiográfico publicado como prólogo en el libro Novelas ejemplares; esto nos llamó la atención y cambiamos radicalmente todo lo que habíamos planificado”, explicó Graham al ser interrogado sobre la conceptualización de  la expo.

Al pasear por la sala de exposiciones María Ugarte, del Centro Cultural de España Santo Domingo, descubrirás un Cervantes  caribeño, por la fusión que lograron los curadores Luis Graham Castillo, Luis Reynaldo Pérez y José Miguel Font.

Son 18 retratos que emanan frescura y alegría, en torno al gran creador del género novela en la era moderna. Un diálogo de  técnicas, estilos y disciplinas en torno a una misma temática; lo que ha significado que artistas de diversas escuelas, e incluso de distintas generaciones del arte dominicano, puedan converger en un espacio propicio.

Las creaciones se exponen en diferentes fórmulas expresivas que incluyen dibujo, pintura, ilustración, collage, escultura y técnica mixta.

Aun puedes asistir a la exposición

Aun estás a tiempo de visitar el Centro Cultural de España, ya que “Cervantes, éste que veis aquí” estará hasta el 28 de mayo.

Luego, al ser itinerante, pasará a la Casa de la Cultura en La Vega, del 2 al 25 de junio; a la Aldea Cultural Santa Rosa de Lima en La Romana, del 1 al 30 de julio; al museo Cándido Bidó de Bonao, del 5 de agosto al 3 de septiembre; al Centro Cultural Ensueño Dajabonero, de Dajabón, del 12 de septiembre al 8 de noviembre, y a la sede del Ministerio de Cultura en Puerto Plata, del 11 de noviembre al 10 de diciembre. Además, existe la posibilidad de que en 2017 siga exhibiéndose en otros lugares del interior del país.